Ocean Sunglasses: Las gafas técnicas para la práctica de deportes acuáticos

La compañía de San Sebastián logra crear una firma donde confluyen perfectamente calidad y diseño

Dicen que las mejores ideas de negocio pueden aparecer en el lugar menos esperado. Para Iker Beistegui fue en el mar practicando kitesurf en la bahía de Santander. Después de estar practicando el deporte que más le gusta durante horas y acabar con los ojos más que irritados se preguntó, “Porqué no hacer unas gafas que permitan hacer deporte a la vez que protegen los ojos?”

Hay empezó todo un día cualquiera del año 2004, pero no podía hacerlo empezar sin contar con su amigo Iulen Agirrebeña, otro apasionado del mar y de la nieve. Así es como los dos amigos ingenieros pusieron a rodar un negocio que les acarrearia unas ganacias más que considerables.

Sus primeros pasos fueron comercializando artículos fabricados en plástico reciclable y cada vez fueron fabricando artículos de mejor calidad y valor.

Su experiencia como deportistas les ayudó bastante para saber cómo tenían que ser esas gafas de sol para deportistas. “Debían tener un buen amarre, que flotasen si se te caían, una buena aireación, una buena lente, que no entrase mucha agua y que esta saliera bien”, recuerda Beistegui. Tençiam que tener todo lo mencionado y además un buen diseño que fuera atractivo para el público. Para conseguirlo fueron a Dhemen Design, una consultora especializada en Orio (Gipuzkoa). De ahí surgieron el primer par de modelos de gafas, con distintos colores y tipos de lentes.

Después tuvieron que montar una empresa con sede en San Sebastián. La original tiene el nombre de Skite Scoop. Aunque el nombre de la marca, Ocean Sunglasses, es bastante más conocido que el de la empresa. 16 años después, y con mucho trabajo a sus espaldas, los dos fundadores aseguran que son los “líderes mundiales en gafas técnicas para deportes de agua”. Y los números no engañan. Este año esperan alcanzar una facturación de 2,5 millones de euros y en 2021 confían en subir hasta los 2,8 millones. En su plantilla cuentan con 14 trabajadores, pero seguro acabarán aumentando si la empresa sigue su crecimiento.

En su día dieron el paso a la venta online, y según cuentan sus fundadores, hoy en día las ventas por Internet superan las ventas en tiendas físicas.