El casco y la bicicleta

El casco es un elemento fundamental para la seguridad de los que practican ciclismo.

El pasado mes de abril, el Gobierno aprobó una nueva reforma de la Ley de Tráfico que obliga a usar casco de ciclismo a todos los menores de 16 años que circulen en bicicleta. A punto de entrar en vigor, esta reforma ha generado mucho debate y polémica, ya que en un principio pretendía obligar al uso de casco a la totalidad de los ciclistas. La primera medida fue causante de un gran rechazo, ya que se consideraba que repercutitia negativamente en el uso de la bicicleta por una gran parte de la gente, sobre todo si hablamos de recorridos urbanos.

En teoría el uso del casco es obligatorio, auqnue la norma da lugar a mucha ambiguedad. En principio, la norma actual de circulación obliga al uso del casco en vías interurbanas, excluyendo vías urbanas y caminos rurales… Pero la misma norma permite no llevar casco si se tiene un certificado médico o si es un recorrido duro y hace mucho calor. La norma por si sola ya se lee un tanto confusa.

Podría malentenderse que las asociaciones de ciclistas y promotores del uso de la bici sean tan contarios a la introducción de la obligatoriedad del casco. Pero hay una serie de argumentos a valorar. El más importante es que en ningún otro país de la Comunidad Europea se obligue a llevar el casco de ciclismo, lo cual no ha impedido que en algunos de ellos, como Alemania, Holanda, Dinamarca y Bélgica, el uso de la bicicleta sea muy común como un medio de transporte más con el que cuenta la sociedad. Otro argumento es el que hemos comentado de que el hecho de obligar a llevar casco de ciclismo sería contraproducente para fomentar el ciclismo. Ya que mucha gente no recurriría a la bicicleta como medio de transporte urbano por tener que llevar el casco.

Pero, ¿por qué creen que el uso obligatorio del casco supondrá un problema? Las organizaciones ciclistas creen que obligar a usar el casco, y poner una sanción al que no cumpla esa norma, supondrá un desincentivo para muchas personas que no pretendan usar la bicicleta para hacer deporte, sino como un medio de transporte urbano o terrenos rurales. Es mejor que un jubilado vaya a cuidar su huerto en bici que en moto o en coche, aunque no lleve casco, y es muy probable que si le obligan a llevar casco y le multan si no lo lleva, deje de usar la bicicleta y recurra de nuevo a su moto o su coche. Es el mismo caso de las personas que usan la bici para ir a su trabajo o para los jóvenes que van a estudiar. La oblitariedad de usar el casco, según las asociaciones, aleja a estas personas de lo que realmente importa: sustituir vehículos a motor por bicicletas, sobre todo en las ciudades.

Otro grupo de usuarios que se cree que sería afectado por la medida, sería el de las bicis de alquiler urbanas, que además parece que cada vez tiene más uso, sobre todo en grandes ciudades. Según las asociaciones ciclistas, este tipo de usuarios no querrá llevar un casco a cuestas todo el día después de usar la bici de alquiler para un trayecto urbano pequeño. En resumen las asociaciones sí defienden el uso del casco, pero no ven bien la obligatoriedad en su uso, ya que a su ver sería contraproducente.

Y tú que cree? Estás a favor o en contra de la medida?